Depósitos para los fines de semana

Depósitos para los fines de semana

depósitos

Aunque parezca extraño, los depósitos pueden contratarse para plazos tan pequeños, como por ejemplo, para un fin de semana. Con un plazo de permanencia de tan solo 2 o tres días, para que los ahorros consigan una pequeña rentabilidad en este período, en vez de tenerlo sin interés alguno en otros productos bancarios.

Estas imposiciones a plazo no reportarán unos beneficios esplendidos, ni muchos menos, ya que se moverán en unos márgenes muy modestos, que en cualquier caso no sobrepasarán de la barrera del 0,40%, y en consonancia con las aportaciones de estos productos bancarios, que están destinados a un perfil de cliente muy conservador.

Durante los pocos días de permanencia del depósito no podrá cancelarse, ya que en su caso se anulará la poca rentabilidad generada por ellos. También están desarrollados sin ninguna clase de comisiones, ni otros gastos administrativos o de gestión, para que de esta forma, la rentabilidad vaya a parar a la cuenta corriente de los usuarios.

Este tipo de operaciones está destinada para momentos puntuales, plazos muy pequeños que están concebidos para los más defensivos. Prefieren optar por la seguridad antes que el riesgo que implican otros productos, especialmente los derivados de la renta variable. Y a pesar que la rentabilidad será mínima en los actuales momentos en el que el precio de dinero no vale prácticamente nada como consecuencia de la decisión monetaria de abaratar el precio del dinero.

No obstante, la remuneración que generan estos productos para el ahorro será a su vencimiento en la que sus titulares recuperarán su capital más los intereses pactados, sin la posible renovación de la imposición a plazo. Y por supuesto, que bajo un tratamiento fiscal desfavorable para sus intereses, actualmente con una retención del 21%.

Prácticamente todas las entidades de crédito tienen habilitada esta vía de ahorro, para que sus clientes puedan formalizar este tipo de operaciones, incluso cómodamente desde el ordenador, en su casa o en otros destinos. Y que es la contratación online de los depósitos es la forma más habitual para optar por ellos.

Sin Comentarios

Deja tu comentario


*