¿Cómo es un contrato de deposito?

¿Cómo es un contrato de deposito?

Antes de pasar a explicar cómo es el contrato de un depósito bancario explicaremos brevemente en qué consiste este producto financiero.

El ahorrador realiza un depósito en su entidad bancaria durante el plazo establecido. Llegada la fecha de vencimiento, la entidad le devolverá el dinero depositado más la tasa de interés acordada. Suele ser una inversión segura, por ello, es uno de los productos finanerios más elegidos por los pequeños ahorradores.

El contrato de un depósito

El inversor a la hora de concertar un depósito con su entidad bancaria deberá firmar el contrato relativo al mismo. Mediante el documento el depositante cederá la posesión de su dinero al depositario para su custodia debiendo éste último restituirlo llegado el plazo de vencimiento de la inversión. En ese contrato de depósito deberán figurar las obligaciones de las partes y las distintas clausulas.

Obligaciones del despositario o entidad bancaria

Obligación de custodiar el dinero depositado.

  • Obligación de restitución del dinero expirado el plazo de vencimiento
  • Abono de los intereses generados por el dinero en función del tipo de interés pactado

Obligaciones del depositante o inversor

  • Abonar comisiones vinculadas al deposito
  • Mantener la inversión durante el tiempo convenido el contrato por las partes

 Antes de firmar el contrato del depósito

Antes de suscribir el contrato del depósito elegido con la entidad financiera es necesario tomar en consideración fundamentalmente las siguientes premisas:

  1. Tasa de interés. Es la que determinará la rentabilidad de nuestro dinero. Es decir, lo que la entidad tendrá que abonar en concepto de intereses. También habrá que prestar atención y diferenciar entre la TAE y el interés nominal. En el siguiente enlace podrás consultar cómo conocer la rentabilidad del depósito.
  2. Si el interes fijo o variable
  3. Pago de devengos. Cuándo se abonarán los intereses generados.
  4. Duración del depósito. Los depósitos pueden tener distintas duraciones. Por regla general, el inversor no podrá disponer de su dinero hasta que el plazo acordado venza.
  5. Comisiones. En el contrato vendrán recogidas las comisiones que la entidad bancaria pudiera cargar y estén vinculadas al mismo. Suele ser frecuente la comisión por cancelación anticipada.
  6. Tributación o retenciones que nos aplicarán.
  7. Cuenta corriente vinculada al depósito. Es necesario estudiar también las condiciones y comisiones  de la cuenta corriente aparejada al depósito.

Una vez sabido esto, recomendamos la lectura relacionada: los depósitos bancarios más rentables de 2013.

Depósitos bancarios

1 Comentario

Deja tu comentario


*