Nueva sección: Préstamos bibliotecarios… (1)

¡Hola! este fin de semana me he animado a empezar con la primera entrada sobre los libros que voy leyendo de la biblioteca, es decir, a partir de ahora va a ser una sección más del blog ya que como muchos sabéis, voy tirando de biblioteca cada vez más.

En esta ocasión me voy a extender un poco más porque quiero explicar de paso que lo he titulado «Préstamos bibliotecarios… de la biblioteca a la casa…» para que acompañe con la imagen, que la tengo desde hace tiempo y que es un tanto exagerada pero me parece muy simpática. Es de un libro que tengo en casa.

Me puse a hacerle un banner pero si alguien se anima en su blog a hacer también la sección y llevárselo por mí no hay problema o hacer la sección sin el banner o hacer otro, ya sabéis que aquí está todo inventado pero, para que me entendáis, la esencia de por qué haré a partir de ahora esta sección es animar a que la gente use al menos de vez en cuando los servicios de préstamo y de camino contar cosas o anécdotas sobre bibliotecas. En definitiva, esta sección va para apoyar a las bibliotecas en estos tiempos que corren.

También he de decir que, aunque ahora voy más, siempre he utilizado el servicio de préstamo bibliotecario, las bibliotecas me vuelven loca, me atraen mucho, y bueno, he sido estudiante de Auxiliar de biblioteca y centros de documentación pero actualmente, y a mi pesar, no ejerzo la profesión. De paso, y como decía, es un giño a las bibliotecas y en especial a las bibliotecas públicas que tanto apoyo. Deseo que no las descuiden y que no las cierren, que la gente acuda, que se den cuenta de que puede haber esperándoles libros muy buenos en bibliotecas que tienen cerca…

En mi caso utilizo cuatro de las bibliotecas públicas de Andalucía pero hay muchas más y tienen catálogos realmente buenos. Y renuevo siempre a través de la web que tienen así que el plazo de tiempo es más largo y da tiempo de leer cómodamente. Me pregunto si todo el mundo domina estos temas y por qué no dan charlas al respecto en los colegios, institutos de mi zona, etc. pero esto ya es otro tema…

Voy a ir enseñando mis préstamos bibliotecarios y dejo de enrollarme como una boba.
En esta ocasión son:
Retrum. Cuando estuvimos muertos. Autor: Francesc Miralles (de Barcelona). 352 páginas.

«¿Has dormido alguna vez en un cementerio?» Dos chicas y un chico forasteros hacen esta pregunta a Christian, un joven de dieciséis años que ha perdido todo aquello que amaba. Visten de negro y llevan las caras pintadas de blanco, con los labios morados. Han creado RETRUM, una orden secreta que se comunica con los muertos y practica extraños rituales. Una de las chicas, Alexia, poseerá el corazón de Christian con un amor más allá de la muerte.»


La editorial dice de él:

«Una historia de amor y misterio que te helará la sangre.»
Bueno, tanto como helar la sangre… lo he leído y me ha gustado pero creo que no es para volverse loco a no ser que te sientas muy identificado con los personajes. El diseño, maquetación y resultado sí me ha parecido todo un acierto, es genial y han sido muy cucos porque… bueno, mejor os lo cuento en la reseña que la dejaré en unos días, aunque para este libro no creo que me enrolle mucho, hay ya muchas reseñas por los blogs puesto que no es un libro nuevo.
Palabras envenenadas. Autora: Maite Carranza (de Barcelona). 256 páginas.
Novela galardonada con el «Premio Edebé de Literatura Juvenil»

«¿Qué pasó con Bárbara Molina? Nunca se encontró su cuerpo ni se consiguieron pruebas para detener a ningún culpable. Una llamada a un móvil pone patas arriba el destino de muchas personas: el de un policía a punto de jubilarse, el de una madre que ha perdido la esperanza de encontrar a su hija desaparecida, el de una chica que traicionó a su mejor amiga.»

La editorial dice de él:

«Palabras envenenadas es una historia de mentiras, secretos, engaños y falsas apariencias que pone el dedo en la llaga sobre mitos incuestionables. Un relato escalofriante que disecciona la hipocresía de la sociedad española moderna. Una denuncia valiente de los abusos sexuales infantiles, sus devastadoras consecuencia y su invisibilidad en este mundo bienpensante nuestro.»
Me ha gustado mucho aunque he estado leyendo con un pellizquito en el estómago todo el tiempo por todo lo que tiene que sufrir la protagonista. Nunca había leído a Maite Carranza y escribe muy bien… es menos juvenil que Retrum, los protagonistas con menos «pajaritos en la cabeza» como yo digo y es un libro estupendo que puede abrirle los ojos y hacer reflexionar a muchos jóvenes y no tan jóvenes. El próximo fin de semana dejo la reseña.

Sepulcro. Autor: James Herbert (de Inglaterra). 323 páginas.

«Una extraña casa oculta en un recóndito valle encierra un tenebroso secreto. En ella vive Félix Kline, dotado de poderes paranormales. Félix es utilizado por una empresa multinacional para la que ha descubierto minas. Al tenerse noticias de que Félix Kline puede ser secuestrado, la multinacional contrata a Halloran a fin de que ayude a protegerlo. 


Halloran, un atractivo inglés con sangre irlandesa, preparado para vigilar y proteger a personas en peligro, va hallando cosas inquietantes en la casa. Debe vivir allí unas alucinantes experiencias.»

La editorial dice de él:

«Sepulcro tiene una hábil combinación de horror y de suspense, James Herbert explora los sombríos territorios del mal, logrando que el lector perciba la amenaza latente y la tensión creciente mientras se va desvelando el misterio del sepulcro.»

Como [email protected] ya sabéis es el libro de terror que he elegido para estas fechas y en esta ocasión la editorial no exagera. El 31 de octubre que es la «Noche de miedo» dejo la reseña.

Elegí este libro porque todos los de terror que me gustaban estaban ya prestados pero ahora me alegro de que se haya cruzado en mi camino. Anecdóticamente, el libro tiene escrita en la última página una lista de la compra a lápiz: Chopped de pollo, jabón,… y que no sé si borrarla porque vaya plan…


Rosa candida. Autora: Audur Ava Ólafsdóttir (de Islandia). 280 páginas.

«El joven Arnljótur decide abandonar su casa, a su hermano gemelo autista, a su padre octogenario y los paisajes crepusculares de montañas de lava cubiertas de líquenes. Su madre acaba de tener un accidente y, al borde de la muerte, aún reúne fuerzas para llamarle y darle unos últimos consejos. Un fuerte lazo les une: el invernadero donde ella cultivaba una extraña variedad de rosa: la rosa candida, de ocho pétalos y sin espinas. Fue allí donde una noche, imprevisiblemente, Arnljótur amó a Anna, una amiga de un amigo.

En un país cercano, en un antiguo monasterio, existe una rosaleda legendaria. De camino hacia ese destino, Arnljótur está, sin saberlo, iniciando un viaje en busca de sí mismo, y del amor perdido.»

Dicen de él:

«Una novela que causa asombro página tras página, y que suscita una enorme admiración por quien la ha escrito.» Paris Match


«Esta primera novela desprende un encanto muy difícil de igualar, y de ella emanan una delicadeza y una autenticidad impropias de nuestra época.» Elle

«Un triunfo literario indiscutible. Rosa candida demuestra que las mayores sutilezas se expresan a veces con sencillez. Un festín de detalles y pequeños sucesos, cuya belleza prematuramente marchita nutre la memoria de los personajes, algo que se contagia también al lector.» Le Monde des livres
Lo tengo en casa aún sin leer pero mañana o pasado mañana lo más seguro es que empiece a leerlo, a ver si es para tanto porque ha recibido muchos premios y hay muchas críticas que lo ponen muy bien. El libro, por cierto, está impoluto, nuevísimo y lo ha leído solamente un usuario más.
¿Habéis leído alguno? ¿os gustaría leer alguno en especial?.
¿Sois de los que vais a las bibliotecas o de momento pasando…?

¡Besos!

marcando página