Reseña – Zíngara: buscando a Jim Morrison de Salva Rubio

Zíngara: buscando a Jim Morrison

Autor: Salva Rubio

Editorial: Suma de letras

Colección Conspicua

1ª edición: junio de 2012

Número de páginas: 371

ISBN: 978-84-8365-351-7

Ilustración de la cubierta de Miguel Sánchez Lindo basada en una fotografía de Joel Brodsky.

Sobre el autor


Salva Rubio (Madrid, 1978) es escritor, guionista y algunas cosas más. Como guionista, desarrolla su actividad en los campos del cine, televisión, animación y cómic, trabajando actualmente en el desarrollo de cuatro largometrajes para diferentes productoras españolas.

Ha ganado diversos premios de guion y fue finalista del prestigiado Premio SGAE de Guión Julio Alejandro. El corto Checkout, escrito y codirigido por él, fue preseleccionado para los Premios Goya 2010. Es analista literario y de proyectos cinematográficos, y recientemente ha publicado el cómic Robinson Croissant, así como el ensayo Metal Extremo: 30 años de oscuridad (1981-2011), el más ambicioso publicado en el mundo sobre la materia.

Es licenciado en Historia del Arte por la Universidad Complutense y máster en Guion de Cine y TV por la Universidad Carlos III. Disfruta pintando retratos al óleo, componiendo canciones y realizando fotografía arquitectónica.

Contraportada

En el verano de 1971, Jim morrison visitó España de incógnito. Jaime, un adolescente disminuido físico, decide cruzar el país para encontrarlo.

¿Cómo es el mundo para alguien que no ha salido nunca de casa? Jaime es un adolescente que lo tiene todo: cientos de libros, películas, discos y todo el tiempo del mundo para disfrutar de ellos; concretamente, el resto de su vida.

Y es que Jaime está aquejado de una enfermedad que le ha obligado a vivir siempre apartado del mundo y protegido por su familia. Sin embargo, es perfectamente feliz; de hecho, por nada del mundo dejaría de lado una vida tan cómoda. Solo hay una cosa que altera su paz: la inquieta Julia, su compañera de juegos y lecturas desde que eran pequeños, y con quien ha compartido su encierro toda su vida.

Sin embargo, al contrario que Jaime, Julia está loca por salir y ver el mundo, especialmente desde que escucha rock y viste de forma hippie.

Un día, Julia se entera de que su adorado Jim Morrison ha venido a España y le propone a Jaime una aventura inolvidable: cruzar el país para encontrarlo. Sin embargo, cuando la desgracia se cierne sobre la familia y la aventura queda abortada, Jaime aún tiene una promesa que cumplir…

Encontrar, donde quiera que esté, a Jim Morrison.

Para empezar quiero aclarar que los motivos por los que decidí comprar Zíngara: buscando a Jim Morrison fueron dos: 1º por Jim Morrison del grupo The Doors y 2º que es la primera novela de un autor joven y nacional.
El libro, como ya os conté en «Descubriendo a…» Salva Rubio, lo tuve que encargar y pasaron casi dos semanas hasta que pude pagar por el libro y llevármelo a casa para leerlo tranquila y pude comprobar que calidad y precio iban de la mano, 15 euros me pareció un precio acorde. Y pensé que la editorial había hecho un buen trabajo con la edición y el diseño en general de la portada/contraportada me pareció cuidado y de buen gusto.
Y en su interior me sorprendió el tamaño de la fuente, que es más grande de lo que nos tienen [email protected] las editoriales, y no sabría decir si es algo a favor o en contra, pero creo que finalmente ha quedado como una comodidad más, ya que algunos libros tienen una letra demasiado pequeña y se agradece que no la reduzcan demasiado.
El libro está compuesto por 30 capítulos + epílogo + agradecimientos y reconocimientos del autor. Y cada capítulo lleva como título un verso de las canciones de The Doors. Al final del libro también viene una lista con la relación de verso/canción/disco. Un detalle que me gustó mucho.

Mi opinión
Comenzaré dando mi opinión a raíz de lo que me encontré en mayúsculas nada más empezar a leer en la contraportada:
EN EL VERANO DE 1971, JIM MORRISON VISITÓ ESPAÑA DE INCÓGNITO. JAIME, UN ADOLESCENTE DISMINUIDO FÍSICO, DECIDE CRUZAR EL PAÍS PARA ENCONTRARLO.
Con tan sólo un pequeño párrafo sobre la historia me quedó claro que prometía y que el protagonista tuviera un problema de salud alejándose un poco de los personajes perfectos a los que nos tienen acostumbrados era algo que me llamaba. Además, me imaginé un libro cargado de la esencia de los años 70, donde, entre aventura y aventura del chico, saliera alguna escena de Jim Morrison en España, aunque fuera ficticia, me imaginé poder leer detalles sobre los lugares que visitó y aunque muchos de esos detalles se los hubiera inventado el autor me parecía algo igual de atractivo.
Por otro lado también tenía ganas de saber más sobre Jaime y, como no, qué ocurriría finalmente, si encontraría o no a Jim Morrison.

Pues bien, cuando leí el libro me di cuenta a medida que avanzaba de una cosa, que tenía que cambiar el chip porque si no me decepcionaría la ausencia de todo lo que me había imaginado que podría aparecer en el libro, ya que la historia se centra absolutamente en Jaime, un chico adolescente que tiene problemas para caminar, que vive entre algodones, con unos padres muy ricos y distantes, siendo su principal tabla de salvación los libros, sus lecturas, su habitación donde tiene su biblioteca personal… y lo más increíble de todo, un chico que nunca ha salido de casa. Cosa que hizo que me llevara las manos a la cabeza, un chico que por un problema de salud no demasiado severo no haya salido de casa nunca, ni vaya al colegio… me parece tremendo por mucho que sean los años 70 y más si los padres no están mal económicamente.

Pero bueno, me recordé que es una novela, que me tenía que relajar e intentar disfrutar de la lectura y volví a centrarme en la historia, donde su amiga Julia, fanática del grupo The Doors, es la que propicia que Jaime salga a buscar a Jim Morrison, corriendo así la aventura de su vida y es que al chico le pasa de todo, de todo y más. Un desastre de chico… pero fue divertido leer cómo salía (o no…) de los líos en los que se metía a lo largo de su viaje.

En realidad la novela es más que un viaje o una aventura, supone un despertar, el darse cuenta por sí solo, o con la ayuda de los demás, de todas las cosas que uno puede hacer, que una persona con problemas de salud es una persona igual de valida que cualquiera, que si uno persigue un sueño o se marca una meta, lucha y hace caso a su corazón, lo más probable es que todo sea posible.

A pesar del mensaje que conlleva, he de ser sincera y decir que la historia no me ha conquistado del todo porque creía que el autor le iba a sacar más jugo a la parte de Jim, pero de todos modos me ha parecido que está bien escrito, muy bien escrito a decir verdad y creo que se nota que el autor tiene una trayectoria detrás en otros campos.

En definitiva, y dejando a un lado los peros que le he puesto, el autor promete y espero que tenga en mente otras ideas a desarrollar para ver si realmente conectamos como lectora/escritor.

También he de decir que he llegado a la conclusión de que si no le ha sacado más jugo a la historia de Morrison no es porque no le haya salido sino porque es evidente que no ha querido, una vez terminado el libro me di cuenta que ha preferido que sea un libro que pueda captar todo el mundo conozca o no la historia de Jim Morrison, hacerlo más entretenido y volcarse en el mensaje que contiene la historia… que por cierto tiene un final que no me esperaba.

Aún así que hubiese incluido dos o tres paginillas más sobre Jim tampoco hubieran estado de más ¡y todos quedamos contentos!.

Y es que soy de la opinión de que si en la portada en vez de aparecer Jim Morrison hubiera aparecido por ejemplo, una ilustración llamativa, con alguna imagen de chico con muletas haciendo un camino, me hubiera atraído igualmente si a ello le sumo la sinopsis y la vida del autor, hubiera acabado tarde o temprano comprándolo.

Pero un libro que nos presentan en portada a Jim Morrison, que su nombre aparece en el título y que además en la sinopsis se menciona la visita que hizo a España, de la que tenemos pocos datos y sobre la que nos gustaría saber más a los seguidores…, todo lo anterior transmite que si te gusta la figura de Morrison o The Doors vas a disfrutar un montón leyendo sobre el personaje o sobre su visita a España y no creo que sea el caso. Por tanto, me hubiera gustado saber antes de empezar a leer que no aparecen detalles o datos sobre el viaje por España en el libro y finalmente no veo del todo adecuada la imagen de la portada ya que centrarla en Jim puede transmitir un mensaje equivocado y a veces es molesto que estas imágenes tan conocidas hagan de gancho al lector, en este caso al seguidor. De todos modos es cierto que en la sinopsis se le da importancia a Jaime, a su amiga Julia y no al viaje de Jim pero aún así yo pensé que algo de su recorrido por España iba a aparecer en el libro, creía que iba a tener otro enfoque.

Por ello creo que el hecho de introducir en una novela un personaje real, con seguidores, es a veces una arma de doble filo. Porque en mi caso y, aunque a [email protected] os pueda parecer algo tonto, si veo a Jim Morrison en la portada de un libro, con una sinopsis aceptable, correré a comprarlo… pero si al leerlo no aparece mucho el personaje a lo largo del libro, además de que puede estropear casi por completo el apreciar el resto de detalles o mensajes que contiene la historia, hace que me sienta como una estúpida por pensar que iba a leer sobre el personaje. Es algo que no me gusta nada. Pero bueno, una vez digerido todo, por así decirlo, no me arrepiento de haberlo comprado.

No sé, me ha costado bastante hacer esta reseña porque por un lado la historia no está mal y el autor no escribe mal pero me mosqueó un poco todo lo anterior que intento explicar. Y me consta que habrá otras reseñas que pueden dar mil vueltas a la mía pero lo que se me da bien… o mejor dicho, lo mío es leer, no reseñar, así que espero que lo tengan en cuenta.

Cosas a favor:

No tiene faltas de ortografía o erratas a resaltar.
Es un libro que tiene una lectura muy sencilla. Podría ser un libro perfecto para alguien que no esté muy acostumbrado a leer y tenga ganas de leer una historia entretenida.
Detalles cuidados como los títulos de los capítulos y la maravillosa dedicatoria e introducción con un fragmento de La busca de Pío Baroja.
Cosas en contra:

Un Jim Morrison demasiado ausente… a pesar del título y la imagen de la portada.
No empatizar en mi caso con el protagonista a pesar de que le guste leer. El chico en general me pareció de lo más cansino y prepotente. Por ejemplo, cada dos por tres se pone a dar explicaciones sobre palabras que da por hecho que el lector no comprende o directamente te manda a buscarlas en el diccionario. De verdad, el autor habrá querido darle un toque de humor o de ironía pero a mi me crispaba.  
En conclusión y a pesar de todo, me parece un libro bien escrito, ameno, que me podría haber gustado más si hubiera empatizado con el protagonista de la aventura y si no hubiera pensado que Jim Morrison tendría más protagonismo en la historia.
Zíngara: buscando a Jim Morrison pertenece a la colección de narrativa moderna Conspicua de Suma de letras.
En la colección podemos encontrar otros títulos de autores con potencial como los siguientes:

 

Fuentes:
Suma de letras
El blog de Salva Rubio

marcando página