Las tribulaciones de los depósitos (o la guerra del pasivo): antecedentes

No hace ni 15 días que, permítanos el lector la expresión, nos entraban temblores cuando conocimos que parte de las acciones condicionadas dentro del rescate de Chipre tenían que ver con los depósitos, tenían que ver de hecho con una tasa sobre los depósitos que también incluía a aquellos con importes menores a los 100.000 € (recordemos que estos depósitos se encuentran garantizados en teoría por los estados algo que también ocurre en nuestro país).

Darnos de bruces con esta penalización (realmente inesperada) al ahorro, ahorrador, como parte del rescate del sistema financiero nos llevaba al menos en una primera instancia a preguntarnos si algo así podría ocurrir en nuestro país, máxime si tenemos en cuenta que obviamente los depósitos menores de 100.000 € son los depósitos frecuentes en el pequeño y mediano ahorrador, y por extensión nos llevaba a tratar de entender los movimientos que se han producido en los últimos seis meses alrededor de este producto financiero, movimientos que en definitiva no son una buena noticia para el ahorrador con perfil conservador.

Aunque de manera oficiosa en principio el propio banco de España marcaba los límites a la retribuciones máximas tanto para cuentas como depósitos y pagarés que en el caso de los productos a 12 meses se posiciona van retribuciones máximas en 1,75%, porcentaje que ascendía a 2,25% para los productos a 24 meses.

Este hecho podría tomarse como el punto final de un proceso que ha llevado desde el pasado año 2012 y tras la despenalización de los extratipos surgida de la llamada ley Salgado en el año 2009 a un período en el que por un lado parecía que la rentabilidades para estos productos efectivamente iban a aumentar hasta llegar al punto actual en el que, realmente, dichas rentabilidades en algunos casos se han colocado incluso por debajo de las existentes antes de dicha derogación.

Todo esto nos lleva a una pregunta realmente relevante y que no tiene una respuesta sencilla: ¿hacía donde se dirigen realmente los depósitos teniendo en cuenta que esta medida favorece claramente las apuestas por otros formatos de inversión? que a su vez añade otra cuestión secundaria no menos importante como es el hecho de la actual situación de estos productos retribuidos en el mercado de nuestro país.

Imagen Identity [email protected]  Flickr Creative Commons

Universidad del Ahorro